NUEVAS TÉCNICAS, VIVIENDA SOCIAL y REHABILITACIÓN URBANA
Proyecto HAR2010-18066 financiado por el Plan Nacional de I+D+i, convocatoria 2010.

English version

NTAC

Fotos: Axel R-D / Flickr

NUEVAS TÉCNICAS
Referidas a las técnicas del proyecto urbano o arquitectónico en relación con el problema de la vivienda actual y no solo a las nuevas formas y materiales de construcción.
Técnicas nuevas, por tanto, en la ideación, planificación, proyecto y construcción de la casa.

innovar.(Del lat. innovāre).
1. tr. Mudar o alterar algo, introduciendo novedades.
2. tr. ant. Volver algo a su anterior estado

VIVIENDA SOCIAL
Por vivienda social entendemos, en principio, toda actuación que responda a una política de intervención pública sobre el mercado de la vivienda.

REHABILITACIÓN URBANA

Entendemos la rehabilitación urbana como :

  1. La necesidad de rehabilitar áreas urbanas para recuperar un modelo de ciudad compacta y sostenible frente a la dispersión de actividades y residencia en el territorio.
  2. La respuesta a la demanda de vivienda económica y de calidad que sigue acuciando a la mayor parte de las ciudades españolas.
uac-fondo-blanco

OBJETIVO:

Se establece como objetivo definir un nuevo marco técnico y normativo para la rehabilitación urbana, que incorpore las aportaciones de las experiencias contemporáneas a nivel internacional. Se asume que esto es sólo posible mediante una investigación paralela y una final convergencia entre aspectos ligados a los tres niveles fundamentales de definición, tradicionalmente segregados por enfoques disciplinares parciales: nivel urbano, arquitectónico, y constructivo. Por otro lado, en el periodo actual resulta ineludible una profundización en las condiciones de calidad, sostenibilidad y adecuación de las estructuras existentes y la vivienda social paralela a las demandas cuantitativas en las que tradicionalmente se han concentrado los esfuerzos.

La Estrategia Española de Sostenibilidad Urbana y Local (EESUL) señala la necesidad de impulsar modelos urbanos que prioricen la mejora, puesta en valor, reutilización o reciclaje de los tejidos consolidados y la gestión y rehabilitación del patrimonio edificado frente al consumo de suelo para el desarrollo extensivo de nuevos tejidos y la construcción de obra nueva y de apostar por la ciudad compacta, diversa y compleja.

La actual voluntad y necesidad de rehabilitar estructuras y tejidos urbanos obsoletos se combina, en este proyecto de investigación, con la respuesta a las demandas de reequilibrio en el mercado de la vivienda, cada vez más centradas en factores cualitativos y posicionales. Concretamente, se propone como punto de partida la aplicación de programas de vivienda social para la rehabilitación de estructuras y áreas urbanas obsoletas. Esta premisa se plantea como alternativa al modelo de producción de vivienda protegida que ha dominado en España en las últimas décadas, caracterizado a grandes rasgos por:

  1. La repercusión dominante de los altos costes del suelo.
  2. La contribución al consumo acrítico de un bien escaso como es el suelo.
  3. La convergencia frecuente con el discurso bienintencionado de las “bajas densidades” (con grandes repercusiones de la superficie dedicada a viario).
  4. La dificultad para plantear alternativas tipológicas y constructivas frente a las pautas que dominan la producción de mercado.

Más en general, la situación española presenta un claro sobredimensionado del mercado de la vivienda (VAB de 12,2% frente a la media europea del 6,2%), dominado por pautas de baja productividad (en torno al 16% de segunda residencia y 15% de viviendas vacías), y en el que la vivienda ha contribuido a un modelo de ciudad extensa con evidentes repercusiones en la movilidad, perjudicial para la productividad y sostenibilidad general del sistema. Todos estos factores se pueden relacionar con el actual estancamiento del mercado, y con la incapacidad demostrada en los últimos años para satisfacer las demandas de grupos sociales cada vez más amplios.

Frente a esta situación el proyecto plantea la oportunidad de intervenir tanto en el parque residencial como en el no residencial existente mediante la aplicación de programas de vivienda protegida, partiendo de las siguientes condiciones y objetivos:

  1. La existencia de un elevado stock de viviendas en manos de operadores no especializados (como las entidades financieras), que podrían ser objeto de operaciones extensivas de adquisición por parte de las administraciones.
  2. La obsolescencia de estructuras existentes, tanto residenciales como no residenciales. En este último caso se han hecho evidentes en los últimos años que las alternativas de rehabilitación mediante programas culturales o terciarios, o a las operaciones de simple sustitución con vivienda presentan importantes limitaciones.
  3. La necesidad de contribuir a la eficiencia en el uso de los recursos y al aumento de la productividad mediante una reducción en el consumo del suelo y de la movilidad. La rehabilitación urbana se plantea, este sentido, como oportunidad de contribuir a un modelo de desarrollo compacto con densidades moderadamente elevadas.
  4. La necesidad de aumentar las aspiraciones cualitativas de la vivienda protegida, tanto desde el punto de vista técnico (materiales, tipos, programas, etc) como posicional. Cabe aquí puntualizar que el énfasis reciente en los aspectos energéticos no puede oscurecer la persistencia del problema del acceso a la vivienda, y por tanto las atribuciones tradicionales de la vivienda social.

- La necesidad de rehabilitar áreas urbanas para recuperar un modelo de ciudad compacta y sostenible frente a la dispersión de actividades y residencia en el territorio.

- La respuesta a la demanda de vivienda económica y de calidad que sigue acuciando a la mayor parte de las ciudades españolas.

en
por NTAC el 29 jun